¿Qué sentido tiene?

¿Cuántas veces nos hacemos esta pregunta?

Ultimamente me vengo haciendo esta pregunta con frecuencia. El mundo electrónicamente implantado nos ha transformado en extensiones de un computador central, o mejor dicho de una red mundial de computadores. Esta mañana en la tienda de la empresa de teléfonos móviles, me daba cuenta de esto. Todos conectados con lo distante, distantes de lo próximo. La funcionaria me preguntaba maquinalmente, y yo, solo en este mundo, le respondía desde la antiguedad a la que pertenezco. Todavía atento a la presencia de un ser humano ahí, que hace gestos, que tiene una voz con tonos, que en fin, es humano…todavía.

En el restaurant del centro de compras, otra vez. En el estacionamento, lo mismo. Gente que está ahí, pero no del todo, no tanto, no mucho, no demasiado.

Sin embargo, basicamente seguimos siendo humanos, es decir, seres que tienen un tiempo de duración, sentimientos, historia de vida, miedos y ansiedades, esperanzas y alegría. Un tiempo para vivir.

Todo cambió tanto alrededor ¿pero aquí dentro también?

¿Qué es ser humano, hoy? ¿Qué sentido tiene la vida?