Permanencia

Las cosas no cambiaron demasiado para mí

Siempre fui alguien volcado hacia las cosas mínimas

Recuerdo unas flores de conejito que ví en mi juventud

El anaranjado de las flores de cosmos que crecían en la casa donde nací

La ternura de una mirada

Las personas se comunican de distintas maneras

Unas hablan y hacen

Otras miran y sienten

Yo me cuento entre el número de aquellas personas para quienes

Un encuentro se da por la mirada y el sentimiento, el tono de la voz

El movimento del cuerpo,

Aquello que transmitimos por presencia

Por eso es que digo que las cosas para mí no cambiaron demasiado

Diría que no cambió nada en absoluto

Todo es como ayer

Es un solo tiempo, un mismo tiempo

Mi horizonte de vida segue siendo algo tan mínimo que es casi imperceptible

Si me sumé a luchas sociales por derecho a la educación y a la vida

Fue porque era inevitable e imprescindible

Pero mi mundo sigue siendo y seguirá siendo siempre

Un mundo mínimo a mi alcance

Un mundo común e imediato

Hecho de recuerdos y proyectos

Más recuerdos que proyectos

(Una sensación de confianza y paz

Que me hace saber que tengo un lugar)