Norwegian Wood (Recuerdos de Guaviyú)

Este es un relato ficcional, cualquier semejanza con personas o lugares y hechos del llamado mundo real, es mera coincidencia, me parece, y a vos, qué te parece? Ou, se preferir, e o que você acha?

Esse día, se levantara con la luz del sol entrando en el cuarto. Escuchaba Norwegian Wood. Podría ser If I needed Someone, de George Harrison. Pero no, era Norwegian Wood, nomás. Una sensación nueva y vieja como el mundo, la alegría, esa tenue pero tan fuerte alegría de estar vivo, de estar comenzando un día. Ahora la voz de Los Beatles cantaba, sonora, canciones que el mundo no olvidará. El mundo será mundo mientras una canción de Los Beatles cante. If you want see me, escuchó. Abajo, un vaso de guaraná con açaí y limón, lo esperaba. Bajaría, pero volvería. Al final, la canción ainda diz If you want see me. Otras palabras, que no conocía, recorrían su cuerpo. Era aquella misma alegría de niño, de joven, de adolescente. Entonces supo y agradeció. No te atajes que no viene teología, ni pr3edicación, ni ninguna de esas cosas pertenecientes a un tiempo que pasó. Ahora escuchaba Nowhere man, y recordaba su padre en el cine, en su ya lejana adolescencia, Yellow Submarine en Mendoza, en plena revolución de los años 70. No haría propaganda de nada, no había nada de que hacer propaganda. Las cosas se propagan, el amor se propaga, lo que es bueno, lo que es vida, la alegría, se propagan por sí mismas. Recordaba Diego, su vecino de la calle Clark en Mendoza, lavando el auto. Diego ponía la música a todo volúmen, y el barrio entero disfrutaba de la mejor orquesta de rock del mundo, que aún lo sigue siendo. Recordó Carlitos y sus hermanas, su hermano, en el techo de la azotea. En algum lugar de João Pessoa, Maria dorme. Las hermanas de enfrente, a las que miraban desde el techo. El albañil de al lado, dom Battista, el obrero de en frente, que trabajaba en el ferrocarril, la enfermera de más abajo, el herrero de enfrente, seu Imparatto, que ainda hoje pode ser visto, cabelos brancos e bengala, andar pela calle Clark. Apenas não verias Gita, tua mãe, com aquele sorriso e esse olhar de crianza, seus anos finais, ou iniciais, não sabias, ela atrás do Deus que sempre amou. Mas não repetirias frases felizes de outras eras. Agora vem Michelle. Say de word Love. Esa era tu bandera, siempre fuera, tu causa, no hay outra. La guitarra dulce entraba en tus oídos y te admirabas, como ya hace tiempo que te admiras, de todo lo que es el vivir, ya sin necesidad de remisión a hechos tristes o a seres a quienes no debes referirte, pues la justicia llega, tarde o temprano. Como hoy tu vida es plena. Tua vida hoje é plena. Os acordes da música te levam a um tempo sem tempo, a eternidade, o lugar onde não existe morte, nem gripe suína ou bacurina, como diz Adalberto, sorridente. No sabes qué hacer, si ir a la playa o quedarte escuchando Los Beatles, cuando otra canción te dice, y te alegra escuchar: What goes on in your mind? El vecino herrero enseguida empezará a hablar alto y a hacer ruidos de metal. Entonces bajas a buscar el bendito vaso de bebida energética que te diga que has llegado a João Pessoa, que estás de vuelta en casa, sin haber de ella salido, como decía mamá. Los rostros, la alegría, los abrazos de la gente de Guaviyú, en Paysandú, Uruguay, estaban contigo. La sonrisa de Daniela, cuya habla fuera interrumpida antes de que la pudiera completar. Una colonizadora hablándole a los nativos en la lengua de la autoridad que viene de afuera a decir como son las cosas que todo el mundo conoce mejor que ella porque las vive, sabe como son. El alma lavada por esa gente uruguaya de garra, charrúas bravas y bravos, el intendente bailando en la rueda como un niño. Darías vos mismo Paulo Freire donde fuera, que eras freireano desde siempre, sin saberlo. Y Angel, de Venezuela, siendo aplaudido con calor el final, y su ovación incomodara a una técnica enfermiza incapaz de aceptar y compartir la alegría del otro, sin darse cuenta de que todos habíamos tenido, todos tuvimos, todos siempre tienen, su momento de gloria en la terapia comunitaria, en la vida, donde sea. Al final, Maria nos llamara a todos los que hicimos el puente hacia Hispaonamérica, y esta mañana de once de julio apenas está empezando. Bom dia. Buen dia. Bon giorno, no sé si me explico. There are places I´ll remember, all my life, though some have changed, cantan Lennon y Mc Cartey, y la batería de Ringo te recuerda quien eres. There´s no one compared with you. No hay nadie que se compare contigo, eres una criatura única en el universo. Eres quien eres y el universo es más completo, el universo sólo se completa, sólo puede funcionar, porque estás tú. El mundo se divide entre los que trabajan y los que viven del trabajo ajeno. Ahora entendía, ahora podía entender. No se vayan que ahora viene lo mejor. If I hended someone. La voz de George Harrison cantando, desde la eternidad, un canto a mí mismo, un canto al ser que sos, al ser que cada uno de nostros es, ou, se preferir, para não ser acusado de colonizador também, um canto à pessoa que cada um de nós é, e que não poderia nem deveria nunca deixar de ser. Mas a alienação existe, e como, a oposição entre mulher e homem, elas abaixo e nós acima e a voz beatle te leva. O rosto sorridente de Rita, a alegria de Ianella fazendo ostras peroladas para cada uma e cada um, eu incluído, embora excluido fosse por um lapsus corrigido pela memória coletiva do grupo de formandos. Gladys te lembrando a alegria negra da nossa raça americana, indoafroamericana. Norwegian Wood comienza de nuevo, y llegas a este renglón. Recuerdas la voz de Diego con sus cabellos largos y rubios cantando en la vereda, eternamente, incesantemente lavando su auto y recordándole a esa Mendoza que preparaba el mendozazo, lo que la canción nos recuerda, la alegría que la mejor banda de rock de todos los tiempos vino a recordar. Necesitas amor, es todo lo que necesitas. All you need is love. ¿Mandarías este texto a todas y a todos, a quien, o lo dejarías dormir por qué? A volar, quirquincho, como decía mamá. Esta tan lindo escuchar la batería de Ringo, pero Nowhere man y nowhere land y nobody te parecen querer decir algo que aún no puedes captar. Hasta cualquier momento.