La confianza

Me doy cuenta de que la confianza es más que una idea o un concepto: es un sentimiento, una sensación, un estado físico, corporal. Yo ya viví en ese estado, y puedo volver a sentirme con esa fuerza, calma y energía, si dejo de preocuperme, de tener miedo o ansiedad.

Asocio la confianza al color amarillo. El amarillo reume todo lo que amo, lo que me sostiene y sustenta. Es el amor, la familia, la fe, el entusiasmo, la alegría, el arte, la poesía, la amistad, la comunidad. Estos días pasados he estado tratando de permanecer en este color sensación.

No diré que sea una solución mágica, pero me tranquiliza muchísimo. Recuerdo mis tiempos de niño, y otros tiempos posteriores. El sol tiene este efecto sobre mí. Yo puedo enfrentar de manera exitosa cualquier situación. No necesito temer a la muerte, ni ataques o agresiones.

Puedo confiar. Mi experiencia me dice que puedo confiar. Y no sólo puedo confiar en mí mismo sino también en la gente. Siempre puedo confiar. A lo largo de mi vida he visto que tengo la capacidad de superar todo desafío, sea de naturaleza interna o externa.