Integración

foyoAcabo de ver la película Sur. Una oportunidad propicia para registrar el momento actual, tantos años después de los hechos que allí se muestran.

Somos efímeros, esto es lo que uno piensa. Pero en nosotros hay una sensación de eternidad que podemos cultivar, al fusionarnos con lo que nos rodea, la gente, las plantas, los pájaros.

Así entramos en una sensación de integración con todo, como si fuéramos una especie de mandala que se concentra en un punto y se expande hacia todas las direcciones.

Han pasado muchos años desde el comienzo de mi vida. A veces me parece increíble haber vivido tantas experiencias, estado en tantos lugares, haber conocido tanta gente diferente, de tantos tipos distintos.

Y en el momento presente, muchas de mis certezas se han descontinuado. Ha quedado una sensación que puedo identificar con un estar aquí, en ese punto de intersección móvil del que hablaba, donde todo confluye y desde donde todo irradia.

Cuando me encuentro con las personas se arma otra mandala, más inclusiva, que nos contiene. Todo se va encajando y ajustando. No es tan automático así, ni ocurre siempre, pero esto es lo que puedo compartir ahora. Yo sé que otras personas muy próximas están viviendo experiencias similares.