Habitación

Me siento ligeramente saturado de tantas palabras, tanto pensamiento, tantas interpretaciones y opiniones sobre tantas cosas.

No necesito tanto de todo eso, sino mucho menos o casi nada.

Talvez un reflejo, un rayito de luz, un espejo, una flor, una imagen, bastarían para restituírme un poco de equilibrio y paz.

Miro los libros que escribo y leo y todo ese mundo vivido forma mi biblioteca interior, que es silenciosa y profunda.