Francisco: “Se fabrican y venden armas y así se sanean las grandes economías”

papaPersecución religiosa, fundamentalismo, judaísmo, antisemitismo, capitalismo, pobreza, el Vaticano, el protocolo. El papa Francisco dio una entrevista al diario español La Vanguardia y habló de todo.

“Estoy convencido de que la persecución contra los cristianos hoy es más fuerte que en los primeros siglos de la Iglesia. Hoy hay más cristianos mártires que en aquella época”, sostuvo.

“Sé muchas cosas de persecuciones que no me parece prudente contarlas aquí para no ofender a nadie, pero en algún sitio está prohibido tener una Biblia o enseñar catecismo o llevar una cruz…”, dijo.

Consultado sobre la violencia en nombre de Dios, Francisco aseguró: “No se corresponde con nuestro tiempo, es algo antiguo”.

“Con perspectiva histórica hay que decir que los cristianos, a veces, la hemos practicado. Cuando pienso en la guerra de los Treinta Años, era violencia en nombre de Dios. Hoy es inimaginable, ¿verdad? Llegamos, a veces, por la religión a contradicciones muy serias, muy graves. El fundamentalismo, por ejemplo. Las tres religiones tenemos nuestros grupos fundamentalistas, pequeños en relación a todo el resto”, sostuvo.

Fundamentalismo. “Un grupo fundamentalista, aunque no mate a nadie, aunque no le pegue a nadie, es violento. La estructura mental del fundamentalismo es violencia en nombre de Dios”.

“Para mí, la gran revolución es ir a las raíces, reconocerlas y ver lo que esas raíces tienen que decir el día de hoy. No hay contradicción entre revolucionario e ir a las raíces. Más aún, creo que la manera para hacer verdaderos cambios es la identidad. Nunca se puede dar un paso en la vida si no es desde atrás, sin saber de dónde vengo, qué apellido tengo, qué apellido cultural o religioso tengo”.

Pobreza y capitalismo. Cuando se le preguntó por la desigualdad entre pobres y ricos, el Papa planteó: “Estamos en un sistema mundial económico que no es bueno”.

“En el centro de todo sistema económico debe estar el hombre, el hombre y la mujer, y todo lo demás debe estar al servicio de este hombre, pero nosotros hemos puesto al dinero en el centro, al dios dinero. Hemos caído en un pecado de idolatría, la idolatría del dinero. La economía se mueve por el afán de tener más y, paradójicamente, se alimenta una cultura del descarte”, sostuvo.

“[Es] un sistema económico que ya no se aguanta, un sistema que para sobrevivir debe hacer la guerra, como han hecho siempre los grandes imperios. Pero como no se puede hacer la Tercera Guerra Mundial, entonces se hacen guerras zonales. ¿ Y esto qué significa? Que se fabrican y se venden armas, y con esto los balances de las economías idolátricas, las grandes economías mundiales que sacrifican al hombre a los pies del ídolo del dinero, obviamente se sanean”, agregó.

Judaísmo. El Papa también se refirió a su viaje a Tierra Santa y dijo que “el diálogo interreligioso tiene que ahondar en esto, en la raíz judía del cristianismo y en el florecimiento cristiano del judaísmo”.

“Entiendo que es un desafío, una papa caliente, pero se puede hacer como hermanos. Yo rezo todos los días el oficio divino con los salmos de David. Mi oración es judía, y luego tengo la eucaristía, que es cristiana”, detalló.

Antisemitismo. Francisco afirmó que “no sabría explicar por qué se da” el antisemitismo y lo ligó “a las derechas”. Agregó: “El antisemitismo suele anidar mejor en las corrientes políticas de derecha que de izquierda, ¿no? Y aún continúa; incluso tenemos quien niega el holocausto, una locura”.

A raíz de ese comentario, el Papa fue consultado sobre su proyecto de abrir los archivos del Vaticano sobre el holocausto. “Traerán mucha luz”, deslizó.

“A veces me da un poco de urticaria existencial cuando veo que todos se la toman contra la Iglesia y Pío XII [papa durante la Segunda Guerra Mundial], y se olvidan de las grandes potencias. ¿Sabe usted que conocían perfectamente la red ferroviaria de los nazis para llevar a los judíos a los campos de concentración? Tenían las fotos. Pero no bombardearon esas vías de tren. ¿Por qué? Sería bueno que habláramos de todo un poquito”, planteó.

Cataluña. Consultado sobre si le preocupa el pedido separatista de Cataluña, Francisco dijo que “toda división” le preocupa y que “hay que estudiar caso por caso”. Mencionó Escocia, la Padania y Cataluña y aseguró que “la secesión de una nación sin un antecedente de unidad forzosa hay que tomarla con muchas pinzas”.

Benedicto XVI y su propio futuro. Francisco se refirió a su antecesor, el papa Benedicto XVI. “Ha hecho un gesto muy grande, ha abierto una puerta, ha creado una institución, la de los eventuales papas eméritos. Hace 70 años, no había obispos eméritos. (…) Como vivimos más tiempo, llegamos a una edad donde no podemos seguir adelante con las cosas”.

“Yo haré lo mismo que él, pedirle al Señor que me ilumine cuando llegue el momento y que me diga lo que tengo que hacer, y me lo va a decir seguro”, lanzó.

Protocolo. Consultado sobre su acercamiento (literal) a la gente, sobre el protocolo de seguridad que se encarga de violar una y otra vez, el pontífice contestó: “Sé que me puede pasar algo, pero está en manos de Dios; pero seamos realistas, a mi edad no tengo mucho que perder”.

Recordó que en Brasil le habían preparado “un papamóvil cerrado, con vidrio” y dijo: “Yo no puedo saludar a un pueblo y decirle que lo quiero dentro de una lata de sardinas, aunque sea de cristal; para mí, eso es un muro”.

“Es verdad que con el protocolo tengo mis problemas”, dijo en otro pasaje de la entrevista.

“Buen tipo”. “¿Cómo le gustaría que le recordara la historia?”, fue la última pregunta. “No lo he pensado, pero me gusta cuando uno recuerda a alguien y dice: «Era un buen tipo, hizo lo que pudo, no fue tan malo». Con eso me conformo”, contestó.

Fuente: La Nación (Argentina)

Mi caro hermano Roland
Me acuerdo de ti y nuestro Grupo también.
Gracias por compartir mensajes tan importantes y por las informaciones que nos permite
acompañar los pronunciamientos de nuestro querido Papa Francisco.
Un grande abrazo, Magdala

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *