El Papa: “Con la oración abramos las puertas del corazón a Dios”

Por Patricia Ynestroza

El Papa Francisco, al saludar a los fieles de los ocho idiomas oficiales de la catequesis, que siguieron la audiencia general a través de los medios de comunicación, les recordó que en estos momentos difíciles en que la humanidad vive esta emergencia sanitaria, son momentos “favorables” para redescubrir la necesidad de la oración en nuestras vidas. Nos pidió que abramos las puertas de nuestros corazones al amor de Dios nuestro Padre, que sabrá escucharnos.

En momentos difíciles debido a la pandemia del coronavirus, el Papa Francisco nos invita a redescubrir la necesidad de la oración en nuestras vidas, que abramos las puertas de nuestros corazones al amor de Dios nuestro Padre, que sabrá escucharnos. Así lo dijo a los franceses y a los portugueses, además, a estos últimos les afirmó que al abrir la puerta de nuestra vida a Dios, esto nos ayuda a “salir nosotros mismos” para ser solidarios con los demás que están inmersos en la prueba. De esta manera, especialmente en este momento de pandemia, dijo, podemos traerles consuelo, luz y esperanza.

Y a los de habla alemana, les señaló que la oración es la más bella expresión de fe en Dios, de confianza en su amor misericordioso. Pidamos, dijo el Papa, a Dios que nos dé un corazón humilde que lo espera todo de él y siente siempre la sed de él. En este tiempo de Pascua, que el Señor Resucitado llene nuestros corazones con su paz y alegría. A los de habla inglesa, les bendijo e invocó sobre sus familias, en este tiempo de Pascua, la fortaleza que viene de Jesucristo.

A los árabes, el papa les dijo que aprendamos de la oración del ciego Bartimeo a pedir primero la misericordia de Dios con insistencia y fe. Dejemos que el Señor, dijo Francisco,  nos muestre su misericordia de la manera que él considere adecuada para nuestra salvación.

Este viernes. Fiesta de Nuestra Señora de Luján en Argentina

Al saludar a los fieles en lengua española que siguen esta catequesis, el Papa pidió a Jesús, el buen Pastor, que nos conceda ser hombres y mujeres de oración, que con confianza y perseverancia, dijo, presentemos al Padre compasivo nuestras necesidades y las de todos nuestros hermanos.

Pasado mañana, 8 de mayo, se celebra en Argentina la fiesta de Nuestra Señora de Luján. Francisco pidió que ella, Madre de Dios y Madre nuestra, interceda por nosotros y nos obtenga de su Hijo las gracias necesarias en este tiempo de dificultad que el mundo atraviesa.

Súplica a la Virgen en Santuario de Pompeya

Al saludar a los italianos, recordó que el viernes 8 de mayo, se elevará en el Santuario de Pompeya la intensa oración de la “Súplica a Nuestra Señora del Rosario”. Exhortó a todos a unirse espiritualmente a este acto popular de fe y devoción, para que, por la intercesión de la Santísima Virgen, el Señor conceda misericordia y paz a la Iglesia y al mundo entero.

“Hemos iniciado el mes de mayo, que la devoción popular cristiana consagra a la Madre del Señor”, afirmó el Pontífice y pidió a los italianos, que se encomienden a Ella, que bajo la Cruz nos fue dada como Madre.

A los jóvenes, los ancianos, los enfermos y los recién casados: “Pónganse confiadamente bajo la protección maternal de María y estén seguros de que ella no les fallará en su hora de prueba”.

En Polonia: Solemnidad de San Estanislao Patrón del país

Al saludar a todos los polacos. Pasado mañana celebraréis la solemnidad de San Estanislao, obispo y mártir, patrón de Polonia. Durante siglos, este gran santo ha permanecido en la memoria y la espiritualidad de los polacos como un intrépido defensor de la fe, del orden moral y social, protector de los más débiles e indefensos, un pastor dispuesto a dar su vida por Cristo y por sus ovejas. Por su intercesión rezamos por la Iglesia en Polonia y por el pueblo polaco, para que – en la difícil situación mundial actual causada por la pandemia y en todos los tiempos – puedan disfrutar de la bendición, la paz y la prosperidad de Dios.

Fonte: Vatican News