COMUNICADO DE PRENSA – Sobre la Iglesia Católica y la dictadura en la Argentina

La memoria de los pueblos latinoamericanos – especialmente los del Cono Sur (Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay) sigue duramente golpeada, más de treinta años después del “rumor de botas” que se extendió por la región, expresión de la violencia institucional y del terrorismo de Estado a atormentar, durante décadas, miles de ciudadanos y ciudadanas.

La ruptura del orden constitucional democrático, característico de todo Estado de derecho, instaló en esos países el terror, la tortura, las persecuciones, las prisones, el exilio a miles de ciudadanos y ciudadanas, con gravísimas consecuencias. Al poder cívico-militar se asoció también, como cómplice, la jerarquía de la Iglesia Católica Argentina.

La superación de la memoria golpeada del Pueblo argentino exige la punición de los sujetos (individuales y colectivos) involucrados con estos crímenes, como lo ha reivindicado reciente documento firmado por el Grupo de Curas en la Opción por los pobres, con el cual nos manifestamos solidarios, en reivindicar de los poderes competentes que se haga justicia también a los membros de la jerarquia católica, responsable por parte de tales atrocidades.

Ya no se trata de reconocer apenas una mera reprimenda ética por una mera conducta omisa, sino de punir crímenes de complicidad a todos los grupos y personas que hayan efetivamente colaborado con ese estado de barbarie, incluso los eclesiásticos involucrados.

Por esa razón externamos nuestra solidaridad a la reciente iniciativa del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, exigiendo que justicia sea hecha. (cf. http://www.curasopp.com.ar/ Comentario del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres ante el Mensaje al Pueblo de la patria difundido por la Conferencia Episcopal Argentina).

KAIRÓS – NÓS TAMBÉM SOMOS IGREJA (BRASIL)