Brecha

Si todas las palabras y todos los actos.

Si toda la indignación y la rabia.

Si todo nuestro repudio al golpe descarado y grotesco, retrógrado y bajo, mezquino y cobarde, canalla y corrupto, antisocial y antihumano.

Si todo esto tuviera la fuerza capaz de renovar nuestro ánimo al punto de saber que es muchas veces en medio de las mayores derrotas, que se redefinen los rumbos de la vida.

Muchas veces es en medio de la mayor oscuridad, que se llega a ver una brechita de luz que nos señala por donde caminar.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *