Aquí y allá

Pongo unas letras en la hoja. Ese viejo ritual que me actualiza.

Vengo de Carapibus. Las flores y los pájaros. Esa sensación de estar cobijado por el cielo y la tierra. Un sueño que seguimos cultivando.

Una planta que brota, el recuerdo de nuestra llegada, la memoria de las personas queridas que nos visitaron y aquellas otras que desde la distancia, están también presentes.

Llegar a João Pessoa y adentrar el laberinto de cemento y tránsito. Un ajedrez que también nos contiene. Aquí y allá.

Mosaicos de sensaciones y sentimientos. ¿Qué otra cosa es la vida?

Este antiguo hábito de dejarme venir en palabras me tranquiliza y sosiega. Es como si toda mi vida se reuniera otra vez, cada vez, siempre que vengo a este lugar.

Las memorias vienen a anidar este presente, y me dejo envolver por una sensación antigua de paz.