Vuelve la vida

Vuelvo del II Encuentro Latino Americano de Terapia Comunitaria Integrativa. Reprocesando la memoria, la historia. El estar vivo. El ser quien soy. Un mural de Adolfo Pérez Esquivel sobre las Madres de Plaza de Mayo y su lucha por conocer el paradero de sus hijos e hijas. Esta lucha prosigue en las nuevas generaciones como una celebración de la vida.

Aprendí en este Encuentro (1) el valor de los pequeños tiempos, de los tiempos breves. (2) la atención a los detalles en la comunicación: ser preciso y directo, para alcanzar el objetivo. Y también, (3) cómo es sanador ver algunas páginas de nuestro pasado, desde los ojos de jóvenes.

Aprender a disfrutar la vida. Permitirme ser feliz. Esta es mi lucha. Esta es mi bandera. Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay…siguen los nombres. Hasta rehacer del todo mi mapa interior.

Miro hacia atrás en mi vida y veo. La oscuridad cedió paso a la luz. Todavía voy a ver el sol nacer de nuevo. El amor va a vencer. A largo plazo y ahora, el amor prevalece.

1966 el golpe de Onganía
1976 el golpe de Videla
2016 el golpe de Temer.
Y la vida va yendo.
Más allá de los golpes,
Y también más acá,
Sigue la vida
La vida prosigue
Constantemente.

Un país no es el Estado, no es un partido, no es una ideología. Un país es lo que soy, es el amor de que soy capaz. Es un tejido mínimo que sostiene todas las cosas. Es mi capacidad de construir colectivamente.

Pasan los golpes. Queda la voluntad y la decisión de proseguir en dirección al bien supremo.

Comentários

comentários