Volviendo

mendoza

Esa tarde, andaba como deambulando, sin saber bien qué hacer. Nada nuevo en cuanto a ésto. Cuántas novedades, sin embargo, en estos últimos días. La vuelta a la tierra natal, casi sin pensarlo, o sin saber bien como, y sin embargo, sabiendo, sí, como no. Volver a Mendoza era  algo que le traía sensaciones que no sabía bien como traer a las palabras. Lo había hablado ya con algunas personas, conocidos, amigos, gente de la familia. Pero hay algo que se queda adentro de uno, y que no se deja trasponer al mundo de las palabras. La tarde va pasando. Los ruidos de la calle. Un auto que pasa. Los pájaros que cantan. Los recuerdos de los días pasados desde que llegaste.

Comentários

comentários