Vivencias de Dios

fotoHá muitas formas de vivenciarmos o sagrado.

A veces pienso que me podría llegar a querer gustar compartir algo sobre Dios, la religión, el Evangelio, estas cosas. Pienso también que todo ya ha sido tan dicho. Y sin embargo, me siguen dando ganas de decir algo, y para no quedarme con las ganas, lo digo. Ahí va.

Tengo la impresión de que esta cosa de la búsqueda de Dios, es algo muy individual, muy de cada uno (o cada una). También me parece que el Evangelio, como una especie de invitación de Dios a que vivamos Su Reino, a que disfrutemos la vida como un don divino, es algo que está siempre esperando nuestro esfuerzo, nuestro trabajo.

Lo que podamos hacer individual y grupalmente, colectivamente, para acercarnos a esa vivencia del Reino. Vivencia de Dios. Por mi parte, siento que algunas palabras del Evangelio tienen una fuerza especial. Me he estado acercando a ellas, o, mejor, siento que ellas vienen a mí, con un sentimiento muy fuerte.

Aquí van algunas: “No temáis, pequeño rebaño, pues al Padre le ha complacido concederos Su Reino.” Esta frase, muchas veces, me tranquliza y me calma. Siento Jesús diciendo esto, como una dádiva para toda la humanidad. Que no tengamos miedo. Que esta vida es un don de Dios. Confiar, entonces. Esperanza.

Así también hay otras frases, como aquella en la que Jesús nos exhorta a que porfiemos por entrar por la puerta angosta. Tengo la impresión de que esto quiere decir, que tratemos de hacer lo que es justo. Lo que se adecua a la ley de Dios. Amor. Me parece que el Evangelio es una invitación concreta a que vivamos la vida como un don divino.

Algo que es sagrado, así como es. Con sus dificultades. Las monstruosidades, las aberraciones, la indiferencia, la injusticia. Todo esto que está aquí. Somos llamados y llamadas a atender a essa invitación. Ciertamente, otros pueblos, con otras tradiciones, deberán experimentar sus propias formas de vivir lo sagrado. Todo es un ir intentando. Experimentando. Ver cómo es.

También tengo la impresión de que la religión o lo sagrado, no están circunscriptos a ciertos actos, ciertas actividades como los ritos, los rituales, la oración, las ceremonias, la liturgia, por más importantes que sean o puedan ser. Hay muchas actividades que nos traen vivencias de lo sagrado. Las vivencias en Terapia Comunitaria Integrativa. La familia, la poesía, la literatura.

Share

Comentários

comentários