Vengo a la vida

Las primeras “noticias” que recuerdo son los titulares de los diarios que hablaban de la guerra entre Israel y los países árabes.

En seguida, el asesinato de Ernesto Che Guevara en Bolivia y los asesinatos de estudiantes y obreros durante la dictadura de Onganía. Desde entonces no cambió mucho el panorama.

Estupros, asesinatos, persecuciones es el menú de los llamados medios de comunicación. Al comienzo de esta historia yo era un joven de 13 años. Ahora tengo 66. Ya no quiero más esto.

No voy a matarme, no quiero entristecerme, no quiero decepcionarme, no voy a perder el gusto de vivir. Para nada. Dejo esa siembra maligna y vengo a la vida. Vengo a la gente que veo, que encuentro en la calle, en la panadería, en la playa, en el avión, en la plaza, en la casa.

Yo no necesito extrañarme otra vez. Ahora pongo la basura afuera. No quiero más mierda. No quiero más mentiras, falsedades, engaños, abominación. No quiero que el tiempo que me queda sea robado por la industria de la dominación. Hago proyectos para el tiempo que me queda, que será sin duda (ya está siendo) el mejor tiempo.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *