Un oficio singular

Era un oficio aparentemente anodino.

Escribir aquí y allí, compartiendo cosas que iba conociendo o aprendiendo, de sí y del mundo alrededor.

Pero estos intercambios, estas costuras entre sus manos y los ojos que leían lo que escribía, iban construyendo espacios de unidad.

Comentários

comentários