Un día

Llega a su fin el día

Y la suma de los actos,

Lo vivido, trata de resumirse

En algunas líneas.

Todo intento es precario

Pero la tentativa siempre consigue capturar

Alguna parte de la eterna fugacidad del día.

Los grillos a esta hora, como un arrullo maternal.

El jardín, las flores, el agua

El mundo donde me resumo.

La voz querida de mi hija Natalia,

Que me tranquiliza a través del tiempo.

El almuerzo con María mi esposa

En el restaurante Turek, de Jacumã.

Los poemas y los libros leídos o no leídos pero presentes

Los recuerdos de mis seres queridos, eternamente.

La página va llegando al fin

Y no sé si dije mucho poco o nada.

La jornada prosigue continuamente,

En la noche y en los días que se anidan en la oscuridad.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *