Simplemente

El Padre José Comblin decía que “el mensaje de Jesús es simple, pero esta simplicidad está para nosotros como la ciudad en la cumbre de la montaña: nos movemos como si fuéramos a alcanzarla, sabiendo que tal vez nunca lleguemos allá.”

Desde esta perspectiva, considero las palabras de Jesús:

-“Buscad el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás os será dado por añadidura.”

-“Porfiad de entrar por la puerta estrecha…”

-“Allí donde esté vuestro tesoro estará también vuestro corazón.”

Jesús fue una persona, un ser humano, un trabajador. Sus palabras nos dicen que el Reino de Dios es aquí en la tierra, no algo que estaría más allá de la muerte. Por lo tanto, todo el mensaje de Jesús, su prédica, su sacrificio, adquieren sentido en el contexto de la vida que cada uno/a vive. Es un mensaje de liberación, de esperanza, de potenciación de la vida humana como un don divino.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *