Simplemente

Yo soy una persona simple. Un hombre que tuvo y tiene al amor como eje, orientación y sentido en su vida.

Esto me llevó, a lo largo del tiempo, a buscar la amistad, el arte, la política, la ciencia, la poesía, la literatura, la convivencia familiar. La vida me trajo todas estas cosas ya al final del camino, que no es final sino recomienzo.

Y más, me mostró que tuve todos estos tesoros integradamente todo el tiempo, aunque no siempre pude verlo así. Hoy me invade una sensación y un sentimiento inmenso de gratitud hacia la vida, que me ha dado tanto.

También me acompañan sensaciones de desorientación, desarraigo y falta de sentido, que tienen origen en acontecimientos que tuve que enfrentar.

Aguzo la mirada interna y me abro a la escucha atenta, para encontrar el rumbo que me traiga de vuelta a este presente en el que confluye todo lo que busqué y todo lo que es necesario para ser feliz.

Ahora espero la luz del sol. En este momento, la luz de las estrellas en el cielo. Adentro mío, la esperanza de que el nuevo día me traiga más entereza, más integridad, más enraizamiento.

Me parece increíble haber llegado hasta aquí. Ver la vida que pasó, me sorprende. Ahora estoy entre las personas, como alguien que está en busca de sí mismo. Menos certezas. Menos prevención.

Trato de recuperar esa condición de confianza que me acompañó durante toda mi vida, aún en los momentos más difíciles. Algo en mí sabía que podía ir adelante. Podía seguir.

Esto es lo que me guía ahora, a esta hora y en todo momento. Yo sé que se puede. Yo puedo. Soy un tejido diverso y plural, en movimiento.

Una intersección de palabras, sentimientos y colores. Un resúmen de personas que me constituyen y brota y rebrota, incesantemente.

Comentários

comentários