Reuniendo

fotoA veces pienso que podría llegar a querer escribir alguna cosa. Poner algunas impresiones en el papel. Anotar algo de lo vivido en este día. Tratar de guardar las sensaciones y los sentimientos. Este andar por las calles de Mendoza, que se va haciendo familiar, de alguna forma.

Encontrar personas que nos son familiares, por ser de la familia. Y otras que el trato frecuente ha ido trayendo para adentro, también. Sensaciones que he ido recuperando o construyendo en la Terapia Comunitaria Integrativa.

Los afectos que ya sé que están en Misiones y Paraná. Santa Fé y Rosario. Buenos Aires y Mendoza. Tantos lugares. João Pessoa y São Paulo. Brasilia y Cuiabá. Montevideo. Ocas do Indio, donde el sueño nació. Donde este sueño empezó a ser tejido, a hacerse realidad.

Un sueño de una comunidad que no vive junta todo el tiempo. Pero que está unida en el afecto. Un hacer juntos que va reponiendo nuestra humanidad. Hay horas en que todo se junta.

Al escribir todo se junta. Se junta mi pasado y mi presente. Florece el presente. Y hoy, este 25 de mayo de 2015, fué un día así. Está siendo un día así. Reunión. Ese sentimiento de familia. Las caras y las hablas.

Las sonrisas. Un rompecabezas interno que se va armando. Y un rompecabezas externo que me incluye. Inclusión.