Respeto a la vida

Cuando se habla de aborto, debería hablarse también, de quiénes son, en general, las mujeres que quieren o necesitan abortar.

Son mujeres que han sido objeto de violencia sexual. Abuso, violación, el nombre que tenga este acto aberrante que se oculta cuando se las condena por querer librarse de un embarazo no deseado. La misma “justicia” que absuelve femicidas y estupradores, no tiene capacidad para mirar de frente.

Creo que va a llegar el día –y tal vez no esté tan lejos– en que las mujeres ya no van más a pedir por sus derechos. Entiéndase bien. No soy “a favor” del aborto. Soy a favor del respeto a la vida. Soy a favor de que haya justicia. Esto no existe en la sociedad de clases.

Existe la dominación, la opresión, la alienación. Cuando se habla de “género,” para mí debería estar hablándose de “género humano.” Esta es la sociedad de la fragmentación, la división, la ruptura. Es la sociedad de los pedazos. Una sociedad que rompe, quiebra, y después uno tiene que recomponer, rehacer la unidad. Sería más sabio, más humano, evitar que algo se rompa. Esto ya sería estar en una sociedad no capitalista.

Comentários

comentários