Presencia

Escribiendo voy juntando la vida.

Los momentos del día se reúnen de manera aproximada, y en estos intentos, voy adentrándome más y más en lo que está aquí.

Lo efímero y lo eterno.

La fragilidad del existir.

La proximidad de la muerte.

El otoño en Mendoza.

Villavicencio.

Música clásica en el hotel termal.

La belleza de las hojas amarillas y marrones.

La gente por los jardines.

Hay cosas que el tiempo no borra.

Quedan marcadas.

Un paseo en bicicleta y un paseo en auto.

Las poesías que mi padre recuerda.

Los racimos que los pájaros alegremente disfrutan.

Las veredas como ríos de un cuerpo infinito.