Políticamente

Y yo que creía que ya habían pasado los tiempos de las luchas sociales y políticas.

Mientras exista este sistema de explotación que mercantiliza a la persona, la cosifica, la transforma en objeto usable y descartable, la separa de sí misma y de los demás, la aliena, el trabajo para romper esto deberá proseguir.

Mi lucha es en lo pequeño. Es el trabajo cotidiano por pararme sobre la suma de mis días, sentir el piso bajo mis pies. Saber ser yo y serlo. Tenerme cada vez más y más, y amarme, entrañablemente. Lo merezco. Esta recuperación de mí mismo, tiene efecto en el todo. No me libero solo, sino en redes. Felicidad es una construcción en el ahora.

Comentários

comentários

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *