Poéticamente

Lo mío es más bien lo poético.

La poesía propiamente dicha.

El ir siendo y viniendo en palabras y colores.

Me voy adentrando en ese mundo infinitamente acogedor, bello y bueno.

Me dejo envolver por esa construcción colectiva incesante de una humanidad que se conoce y reconoce sin fronteras de ninguna especie.

Son los gestos mínimos cotidianos en que nos admiramos del estar vivos/as.

El poder jugar como niños/as otra vez.

Yo sé que más allá hay otras cosas no tan buenas, o francamente malísimas.

Pero me esfuerzo en centrarme, hago todo el esfuerzo posible por seguir volcado, por orientarme de contínuo, hacia este mundo bueno y generoso que me contiene y constituye.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *