Pertenecimiento

Busco mi lugar y lo encuentro en una hoja.

Todo lo que necesito está aqui. Mis raíces. Mi fuerza. La certeza que tengo de que puedo seguir rehaciéndome siempre. Ya han pasado tantos años desde el comienzo, que de pronto me dá vértigo. Ahora puedo verme. Puedo ver mi cara y me reconozco.

Sé que soy el mismo que ha hecho todo este trayecto. Sigo teniendo las inseguridades habituales. Indecisiones. Fragilidades. Pero ahora ya hay como que un piso firme bajo mis pies. Algunos sentimientos que me atormentaron durante años, ahora, por la gracia de Dios, mi trabajo incesante y la ayuda valiosísima de familiares, amigos y conocidos, se van desvanecendo.

Va quedando más bien una sensación tranquila. Aquello que es esencial, de pronto es como que me rodea y me incluye. Está dentro mío y brota de mí hacia mi alrededor. Lo he venido haciendo con esta tarea de escribir. Ir trayéndome a la hoja. Este es mi lugar.

Comentários

comentários