Persistencia

Niego lo que me niega. Niego lo que nos niega como humanidad. Me doy este derecho.

Me permito insistir en lo que me afirma como persona. Aquello que es de mi naturaleza. Por eso es que vuelco mis energias en la valorización de la vida.

Construír y reforzar vínculos solidarios. Apostar en la confianza. El cuidado de mí mismo. Alimentarme de la fuerza que brota de mi historia de vida.

Saber que la experiencia es lo que me da autonomía y refuerza mi autoestima. Así construyo espacios de libertad.

Me vuelvo hacia los valores que me orientan desde el comienzo de mi historia de vida. Nunca dejo de tener presente de dónde vine, quién soy. A qué familia pertenezco.

Esto es lo que mantiene viva mi esperanza y mis ganas de seguir adelante. Mantengo viva en mi interior, la memoria de las personas que pasaron por mi vida y me dejaron algo bueno.

La amistad y el amor. La fé. La construcción colectiva. El buen humor. La certeza de que en la base de la sociedad, y en los espacios intersticiales, permanece viva la fuerza indetenible que hace que sepamos siempre qué es lo justo y lo correcto.

Qué es lo que nos humaniza. Qué es lo que no puede ni debe jamás ser negociado ni dejado de lado.

Share

Comentários

comentários