Persistência

Buscad el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás os será dado por añadidura.

Yo soy la luz del mundo, así, si ustedes me siguen, no tropezarán con vuestro pie en piedra, porque sobre vuestro camino se derramarán ríos de luz viva.”

Estas palabras fueron dichas por un hombre que pagó con su vida, el haber sido fiel a sí mismo y a la misión que lo trajo a la tierra. ¿De qué vale la vida si no es para ponerla al servicio de un sentir profundo, una causa grande, un sentido real, verdadero y justo?

¿Qué es la vida sino el intento repetido para alcanzar aquello que yo soy, en realidad? Lula es un símbolo y una evidencia de que es posible vivir así como Jesús enseña. Vivir en busca de un ideal que nace del amor y la justicia.

Adentro de cada ser humano, duerme una posibilidad, una esperanza: la de que seamos capaces de vivir y amar así como Dios nos ama. Como Jesús nos amó y nos ama, al punto de que Él sigue a nuestro lado llamándonos para que sigamos con Él.

Comentários

comentários