Oposición argentina evalúa masiva protesta contra la re-reelección

ESPEREMOS QUE AMAINE LA SOBERBIA DE LA PRESIDENTA

Todo lo posible hizo el gobierno nacional para achicar la dimensión de la autoconvocatoria ciudadana del día de hoy. No hubo recurso a que no echara mano: que la convocaba la derecha, que era una operatoria de Clarín, que sectores vinculados a la dictadura tenían oscuras intenciones golpistas tras de la marcha, que eran los ricos y oligarcas que iban a protestar por sus privilegios conculcados, etc. Y el miedo, por supuesto el recurso del miedo para que la gente no fuera: que habría incidentes, que los simpatizantes kirchneristas no permitirían la movilización, etc.

Nada de todo lo que hicieron les dio resultado. Como el pasado 13 de setiembre, las críticas a la corrupción, al autoritarismo, la inflación, la inseguridad, a la agresividad del kirchnerismo, al doble discurso, y particularmente al intento de modificar la Constitución Nacional para buscar la re reelección de Cristina, se volvieron a escuchar. Pero esta vez muchísimo mas fuerte; aquí en Buenos Aires ni que hablar, con semejante multitud, pero además a lo largo y ancho del país.

Esperemos que la presidente deje de lado su soberbia. Esa que le ha impedido escuchar lo que una parte muy significativa de la sociedad le ha venido reclamando. Que tenga en cuenta que el 54% que sacó en octubre no es un mandato eterno, que hay que revalidarlo con buen gobierno, con mas democracia, mas diálogo.

Muy bien le haría a la Argentina, que este tirón de orejas que la gente le ha dado a Cristina, la haga reflexionar, deponer actitudes erróneas y corregir los rumbos que haga falta corregir. En bien de todos los argentinos y argentinas sería eso.

HUMBERTO TUMINI
MOVIMIENTO LIBRES DEL SUR – FRENTE AMPLIO PROGRESISTA