Mendoza

(abril de 2019)

Las primeras señales del otoño

las veredas que me llevan, que me esperan

como un barco infinito siempre listo para zarpar.

Las memorias de mis pasos aquí.

Los sueños nacidos florecidos y abortados.

Aquello que permanece para siempre.

Los álamos inconfundibles.

Una ciudad guardada en verde.

Y yo otra vez aún y siempre

vuelvo y vuelvo sin cesar.

Los barrios conocidos: Godoy Cruz, Guaymallén,

Las Heras, Maipú, Luján.

Y aquellos otros que el tiempo ignora

pero que componen también este tablero infinito

Mendoza inmortal

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *