Liberando

No va a ser con declaraciones, como se devolverá la democracia al Brasil.

Será la acción conjunta de toda la ciudadanía la que deberá bajar a la delincuencia actualmente en el poder, de su postura soberbia y atroz. Al final, son los parásitos, los que no trabajan, como bien dijo Dilma Rousseff, quienes están encabezando y llevando adelante la destrucción del país.

Todos los movimientos sociales son llamados a sumar en esta tarea de recuperación democrática. Para que haya justicia y libertad. No bastan las acciones de masa. Es imprescindible la acción en la base, apenas perceptible, para rehacer la nación. Y aquí no hay espectadores. Somos todos responsables.

Hay una cantidad de gente ignorante, que repite lo que le ponen en la cabeza, que defiende la persecución a Lula y al PT. Lula es un preso político. La concejala Marielle Franco, del PSOL de Rio de Janeiro, fue ejecutada, como parte de esta escalada contra la democracia y contra la humanidad.

Las personas ignorantes que hoy aplauden el uso partidista de la máquina policial y judicial, también serán alcanzadas por esta ofensiva, si es que este estado de cosas no se detiene. Las elecciones presidenciales pueden ser una alternativa para ir esclareciendo esa masa ignorante que apoya las agresiones a los derechos humanos.

Pero no bastan los discursos. La palabra tiene que ser herramienta de liberación, como enseña Paulo Freire. Liberar la palabra, hacerla nuestra, hacerla mía. Ser yo palabra. Ser yo la unidad de mi vida. La Terapia Comunitaria Integrativa es una acción ciudadana de empoderamiento de personas y comunidades.

Se trata de reconectar a la persona consigo misma. Que yo sea quien soy, y no lo que los demás quieren que yo sea. Esto es ir en dirección a la felicidad y la paz. Se trata de fortalecer el tejido social dañado por las manipulaciones ideológicas, por las maniobras del poder económico y político, y empoderarnos. Tratar de ir disolviendo la alienación, volviendo a focalizarnos en nosotros mismos.

Comentários

comentários

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *