La Terapia Comunitaria Integrativa es un espejo y un lago

La Terapia Comunitaria Integrativa es para mí un espejo y un lago.

Es un espejo porque en ella me veo tal cual soy. Veo el que fui, el que sigo siendo, y el que quiero seguir siendo hasta el fin. Veo mi historia de vida, mis valores, mi familia. Mis afectos. Mis recursos personales y más que personales.

Veo mi esperanza, aquella certeza que me acompaña desde el comienzo de mi vida. Mi fe. Las heridas que me capacitaron para ser más amoroso y más justo. Cicatrizadas o no, de ellas brotaron y siguen brotando flores que me alegran.

Es un lago que me acoge y me recibe. Es un lugar adonde puedo venir siempre que necesito. Aquí renuevo mis fuerzas. Aquí sé que es posible. Aquí yo puedo ser.

Share

Comentários

comentários