Jugando con palabras

A veces no tenés nada que hacer y te ponés a escribir. Poner letras en el papel, a ver qué palabras se forman. Ramo, mora, amor, roma. Mara. Arma. Mara sí, arma no. Mara es una mujer, arma puede ser para defenderse, pero es muy mala porque mata. Mata, tama. Amat. Me acuerdo que Graciliano Ramos tiene un párrafo de Angustia, donde el personaje escribe palabras y las tacha. Después se queda mirando los tachados. La escritura secreta de las tachaduras. Tachas son tachuelas de un tipo especial para sillones. Las manifestaciones en Argentina contra la re-reelección de quien se siente dueña del país. El país no piensa así. El día amaneció lluvioso aquí en João Pessoa. De madrugada, leí ciertos escritos que me hacen bien. Son textos de un libro sagrado, o varios, de distintas tradiciones. No me gusta ser fanático, ver el mundo desde una sola perspectiva. No puedo dejar de alegrarme de que la Argentina esté despertando del torpor de tantos años. No hay mal que dure para siempre. Se ve una luz. Puede cambiar, está cambiando, y va a cambiar más, para mejor.

A veces hay que darle un tempo, un espacio a la vida. Despegarse, dejar que vaya por sí misma. Ella tiene su propio fluir, a veces me olvido de ésto. No está mal querer que las cosas sean de un certo modo y trabajar para ello, solo o con mucha gente. Pero además de lo que uno o muchos quieren, está el fluir de la vida.  Pasaron muchos años hasta que la gente en Argentina empezó a recordar que además de los gobernantes, está la gente. Se pudieron haber olvidado durante años, pero se acordaron, se están acordando.  La vida es muy breve, no se la puede desperdiciar. Hacerse el que no se da cuenta, cuando te estás dando cuenta que te están macaneando, te están metiendo el perro, tratando de venderte gato por liebre. La vida es muy corta. Cada uno, o cada una, o cada uno y una, o todos y todas, no importan el pronombre o la conjugación — no me acuerdo como se debía decir (falté a esa clase) — es importante. Todos somos importantes. No hay alguien más importante que los demás.