Insistiendo

Escribiría algunas líneas. Aunque más no fuera para repetir cosas que es necesario reafirmar.

Es un momento en el que la llamada “gran” política –o la política profesional– está dominada por la delincuencia institucionalizada. Las bandas de corruptos al servicio del gran capital y de los grupos dominantes.

Queda sin embargo un espacio que debe ser ocupado por la ciudadanía conciente y movilizada. Es es lugar de la política personal y comunitaria. El espacio de las organizaciones y movimientos que se mueven en los intersticios de la sociedad.

Construyendo y fortaleciendo vínculos solidarios. Fortaleciendo una humanidad que se reconoce en el cara a cara. Borrando las fronteras de las clases sociales, los niveles educacionales, los títulos y diplomas, el dinero.

En estos espacios es posible y necesario, proseguir sin cesar, cultivando esa esperanza concreta que se crea en el hacer juntos.

Comentários

comentários