Infancia

Cuando llegaba el fin de año, yo esperaba que se sintiera algún ruido, como un pasar de página, indicando que estaba llegando el año nuevo. Esto no sucedía. Esta fue una de mis primeras frustraciones.

Ahora ya empezó el año de 2019, ý no puedo decir que esté frustrado. Fue una linda reunión con familiares y amigos, frente al mar. Los fuegos artificiales. Esas flores de fuego en el cielo.

Rehacer la vida. Conversaciones que me hacen saber que hay un lugar para mí en el mundo. Una joven cuya presencia era una alegría para los ojos. Al escribir estas impresiones, no puedo dejar de sentir con fuerza, la presencia de otros recuerdos que van viniendo.

Los cactus, los malvones, los damascos, la higuera, el ciruelo, los cosmos. Todo es una especie de casa imaginaria en la que me anido.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *