Escribir para ser

librosTodos/as nos empeñamos en aquello que para nosotros/as vale la pena. Para mí, escribir es lo que se ha venido transformando en la actividad más preciosa y más precisa, aquella sin la cual la vida se desvanece y pierde sentido.

En esta tarea voy construyendo mis caminos, voy modelando el mundo en el que vivo, a contramano de las presiones de una cultura deformadora impuesta por los medios de comunicación, los aparatos ideológicos del Estado, las instituciones grandes y pequeñas que nos atormentan con toneladas de instrucciones, prescripciones y prohibiciones diariamente.

En este quehacer aparentemente o realmente tan sencillo, voy recuperando mi identidad, voy teniéndome de vuelta de tanta despersonalização masificadora. Voy juntando mis hilos interiores, esas vetas de oro que aparecen cuando miro hacia adentro en muchas ocasiones. Es esa visión interior que voy recuperando, la que se va haciendo mi guía más seguro en el diario vivir.

Esto es lo que me hace mantener la integridad de mi estar aquí, evitando la mecanización, la acción meramente refleja o reactiva. Entonces cada instante se hace pleno, cada minuto o segundo es en realidad un día entero, un año, una vida. A partir de que he ido viendo mi vida en las hojas, he ido recuperando una sensación de unidad entre mi adentro y el afuera.

He venido dándome cuenta de la integridad de la suma de mis pasos desde el comienzo de mi vida. Obviamente esto no lo he hecho ni lo sigo haciendo en soledad, sino en comunidad. Hay personas de mi familia, de mi mundo de amistades, sin las cuales simplemente no sólo no habría puesto una sola letra sobre el papel, sino que ni yo mismo estaría escribiendo ahora esto.

Ha sido y sigue siendo una tarea continua, es como estar reconstruyéndote todo el tiempo, en medio de las presiones para que cedas a lo impuesto, a lo que se te intenta hacer creer: en vez de la experiencia personal, las creencias que el sistema va infiltrando en tu conciencia, en tu percepción, en tus sentimientos, en tu vivir.

Share

Comentários

comentários