Es sábado y no tengo nada que hacer

El conocido articulista de Consciência comparte con los lectores y lectoras del diario, estas reflexiones.

Es sábado y no tengo nada que hacer. ¿Por qué tendría que hacer algo? ¿Ya no está todo hecho? El mundo es mundo desde mucho antes de que yo llegara, y seguirá girando mucho después que yo ya no esté aquí. ¿Por qué tendría que ir a algún lugar? ¿No estoy aquí ya? ¿Eso no significa nada para vos? Para mí es mucho. Le decía hoy a María: verla a ella andando, sentir la tierra debajo de mis pies, el aire entrando, la caja de bombones en la mano, ¿no es bastante? ¿Todavía tendría que hacer algo o ir a algún lado? Me parece que a veces despreciamos lo simple, lo que está aquí, en nombre de algo que aquí no está ni nunca estará. Borges un día dijera: Cuando no me preguntan, sé lo que es la poesía, pero si me preguntan no sé. No sé lo que es religión, si pienso en ella, pero si no me pregunto, sé, sin saber, que es mi modo de saber. Hoy es sábado 28 de febrero de 2009.

Comentários

comentários