El drama de Isaac Bigio

“Un extraño lío familiar se vive en Perú por la custodia de un menor. Su padre, un poderoso empresario, no le quiere devolver a José, de 15 años. El periodista y analista peruano Isaac Bigio lucha por custodia de su hijo. Por Beatriz Arango Sepúlveda.

José Bigio tiene 15 años (cumple cada 4 de febrero), pero desde hace tres no celebra esta fecha junto a su papá, Isaac, y sus tres hermanos. Su abuelo, Rafael Bigio, presidente de Diners en Perú, lo raptó, según explica Isaac, un reconocido analista de geopolítica peruano, formado en la London School of Economics.

El pasado 12 de octubre, en una columna sobre la fiesta judía del Yom Kippur (Día del Perdón), Isaac dejó una posdata lacónica en la que expuso su drama en 22 palabras: Hoy ayuno para perdonar a mi padre por lo que hace y para que aparezca mi hijo José, desaparecido hace un mes”. Isaac, residente en Londres, lleva tres meses en Perú tratando que su padre, de 73 años, le devuelva a su hijo.

Todo comenzó hace seis años, cuando Isaac se llevó a José a Inglaterra. “Viví con mi papá desde que José tenía dos años y cuando cumplió cuatro me fui a vivir a Londres y lo dejé con él. Cuando José cumplió nueve años nos fuimos a Inglaterra. Tres años más tarde, mi papá me llevó a juicio y me lo quitó con el argumento de que un niño peruano debía criarse en Perú”. La obligación era que José viajaría tres veces al año a Londres y nunca se lo enviaron.

¿Dónde está?

Isaac cuenta que su padre tenía entonces un grupo de cuatro abogados para el caso, mientras él se defendió solo. Al ver que no se cumplían las determinaciones de la corte inglesa, que devolvió su hijo a su país de origen con la condición de visitar a su padre y a sus tres hermanos menores, Isaac viajó a Perú para luchar por José. Así, consiguió que el 16° Juzgado Civil de Lima le ordenara a Rafael entregarle al menor.

Sin embargo, su padre le ha dicho que no lo tiene; cuando Isaac lo busca en la casa de sus abuelos, no lo encuentra. Incluso, llegaron a decirle que estaba con su madre, pero ésta sostiene que nunca ha vivido con el menor. Isaac declaró a su hijo desaparecido: “no va al colegio, no se comunica con sus amigos… Nada”. Ya interpuso una denuncia por rapto.

La última vez que se vieron fue el 10 de septiembre. Isaac cuenta que José estaba contento a su lado. Sólo lo podía ver en la casa de Rafael y en presencia de terceros. “La corte peruana le dijo a mi padre, el 15 de septiembre, que me entregara al niño y desde entonces está desaparecido”. Una de las teorías de Isaac para explicar la actitud de su padre son las creencias de éste.

Rafael es un patriarca que esperaba que su hijo mayor y único varón continuara al frente de los negocios de la familia. Como Isaac se negó y optó por la vida académica, su padre tomó esta represalia, considera el reconocido analista, quien escribe para varios medios. “Eso no es amor, sólo el interés de demostrar poder, una obsesión…”, asegura.

Isaac hace plantones (manifestaciones) frecuentes frente a las oficinas de Diners Club en Lima con sus amigos y algunos ciudadanos solidarios para exigir el regreso de José. “Yo pensé que mi papá estaba de mi lado, pero fue un gran engaño”, dice. La última vez que Isaac habló con su padre fue el 15 de septiembre en un tribunal. Isaac le preguntó con insistencia ¿por qué me haces esto?, pero no obtuvo respuesta. “Le dije, dame a mi hijo y lo vas a poder ver todos los días”.

La relación entre ambos, dice Isaac, siempre fue un poco tirante. “Mi papá quería que yo lo acompañara en sus negocios y me dediqué a escribir”. Isaac tiene tres hermanas y asegura que tanto ellas como su madre están de lado de Rafael. “Nadie en mi familia se atreve a darle la contra a mi papá. Él maneja mi familia como Osama Bin Laden conduce la suya”. Isaac sólo espera recuperar a su hijo y que el abuelo acate la ley y se lo devuelva, como en un día del perdón.

Un analista que mira su conflicto

Isaac Bigio es un analista internacional. Escribe para decenas de medios en 5 continentes. Ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica en la London School of Economics & Political Sciences (LSE). En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales,él también ha enseñado ciencias políticas y administración pública.

Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales. Es columnista regular de Correo (Perú), La Opinión (E.U.) y Noticias (Gran Bretaña), los periódicos en español de mayor distribución en esos países.

Más datos en www.bigio.org