De Beatles e Rolling Stones

–De los Beatles se puede decir lo que Freud dijo de los poetas.
–¿Y qué dijo Freud sobre los poetas?
–Que por donde él fuera un poeta lo precedió.
–¿Y con los Beatles es así?
–Seguro. Cualquier cosa que pienso es una canción Beatle. Hoy, por ejemplo, no sé qué estaba penando, y me vino It´s All Too Much, todo es demasiado. Me sentía bien, I feel fine. Ella es un arcoiris.
–Ella es un arcoiris es de los Rolling Stones.
–Sí, quise decir Ella te ama, She loves you, pero es lo mismo, en el fondo. Un Beatle o un Rolling Stone ya anduvo por donde voy.
–¿Y eso te molesta?
–Al contrario, me encanta, es como si la vida fuera una canción. ¿No es lindo?
–Yo creo que sí. Es muy lindo.
–¿Y qué van a decir los lectores y las lectoras sobre este diálogo, cómo podríamos llamarle?
–Los tres chiflados.
–¿Cómo los tres chiflados, si somos solo dos, o son dos los conjuntos citados, los Beatles y los Rolling Stones.
–She loves you
–If I feel
–I don´t want to spoil the party
–And I love her
–Esa es de Elvis Presley, me parece
–No sé de quién es pero me gusta.
–Bueno, ¿y cómo le ponemos a este diálogo, o a este texto, cómo se va a llamar?
–Mr Postman
–¿Por qué Mr Postman?
–¿Y por qué no Mr Postman?
–Bueno, dale, que se llame Mr Postman y listo, ya es tarde y me quiero ir a dormir.
–Mr Moonlight
–Little child
–Strawberry Fields Forever
–Michelle
–Girl
–Yesterday
–Here, there and everywhere
–Yellow submarine
–Bueno, al final, qué hacemos, ¿paramos o seguimos?
–Yo me voy, paro por aquí. Para mí ya valió, y creo que para vos también, que leés esto y pensás, qué es que estos dos locos están tratando de decir que no haya sido dicho ya en la primera línea de esta página.