Cuadernos y libros

Me meto en el mundo de la palabra escrita y allí me rehago, me recupero.

Paso el tiempo leyendo y escribiendo, y en este ejercicio me voy integrando en un espacio familiar infinito.

La palabra evoca otras palabras, los tiempos se reúnen.

Los planos de la realidad se juntan contradictoria y armoniosamente.

La existencia incluye conflictos que se organizan en un movimiento constante.

Cuando leo y escribo vivo la eternidad continua e infinita.

La realidad no es lineal, pero las líneas que leo y escribo me insertan en esa infinitud concreta.

(La oración del momento es estar aquí, ser esto, ahora)

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *