Continuidad

fotoÉ importante resgatar a continuidade do ontem, no hoje.

A veces pienso que podría querer llegar a escribir alguna cosa. No sé bien qué. Talvez algo que se está ordenando adentro mío. Más espacio. Deshaciendo equívocos. Como si el tiempo se fuera volviendo sobre sí mismo, dejando más espacio.

Un tiempo diferente, más desocupado. Más presente, menos pasado. ¿Sería esto? Como si el pasado se estuviera integrando más y más en las raíces. Familia. Amigos.

Fé. Esperanza. Justicia. Amor. Lo primero, lo más fundamental. Las películas de anoche: Morangos silvestres, y Sonata de outono, de Ingmar Bergman. Hay lecturas distorsionadas sobre el genocidio en la Argentina, que presentan a ciertos sectores como vencedores de una guerra que no hubo.

Difícil callar, sin embargo, cuando la evidencia histórica y las investigacniones muestran que el objetivo principal de la dictadura fue la población civil como un todo, y no ciertos sectores que se presentan como héroes de la resistencia.

Esa población civil que era asesinada, secuestrada y torturada, no pertenecía a ninguna organización de izquierda o de otro tipo. Eran simplemente gente que el régimen elegía para aterrorizar al conjunto de la población.

Estas evidencias pueden encontrarse en la publicación de la OPS-OMS, La salud mental en el mundo (1977). La distorsión de lo ocurrido durante la dictadura, sólo sirve a los sectores que ganan con la opresión y con la continuidad de un sistema de explotación basado en la mentira y el engaño.

Es necesario insistir en la necesidad de prácticas sociales que vayan liberando personas y comunidades, generando más autonomía y más auto-estima positiva, en dirección a un vivir cotidiano en el que seamos capaces de coexistir con nuestros semejantes en relaciones basadas en el respeto y en la valorización de las diferencias.

Dejo salir estas cosas pues me siento mejor cuando digo lo que pienso. También creo que es una forma de honrar a mis propios ideales y sentimientos de juventud. Creo que mi ayer y mi hoy vienen dándose las manos de maneras cada vez más sólidas y consistentes, y eso me alegra.

Share

Comentários

comentários