Confianza

20160805_103525Hoy estuve en el Centro de Formação Missionária Pe. José Comblin, en Café do Vento.

Era la segunda vez que iba allá, con mi esposa y amigos. En el camino, la palabra “confianza” me vino. Esto me trajo mucha tranquilidad. Ahorita nomás, me vino otra vez esta palabra: confianza. Parece oportuno recordarla, en estos tiempos que nos toca vivir.

En particular, en la reunión en pequeños grupos esta mañana, me hizo bien saber que es posible atravesar situaciones muy difíciles, y salir ileso. El encuentro de hoy me alegró por varios motivos. Tal vez el principal, el énfasis que se le da al conocimiento de experiencia, vivencial, en la educación continuada.

En esto convergen Adalberto Barreto –creador de la Terapia Comunitaria Integrativa– y José Comblin. Creo que esto es lo que me sana en estos encuentros. Gente del campo y de la ciudad, las trayectorias son parecidas. Los desafíos son comunes. En el fondo, todos sabemos lo que nos hace bien y lo que necesitamos.

Pero me hace bien reforzar esto, no sólo en mi pensamiento, sino en el diálogo, en la escucha de otras personas. También me alegra saber que seguimos construyendo redes. Se van creando lazos. Proyectos en común se van configurando. Común, comunidad, son palabras que escucho frecuentemente. Uno afianza su identidad, al recordar sus orígenes. Nos enraizamos en el aquí y ahora, colectivamente.