Claridad

Esa mañana, estaba como lejos. Me vino una oración de las que debo haber aprendido de chico, con mamá. Oré a Dios de una manera simple, como hacía mucho no lo hacía. De pronto, todo comenzó a aclararse.

Comentários

comentários