Caminando

fotoEsta tarde salí a caminar. Comenzó a lloviznar cuando ya estaba demasiado lejos de la casa como para volver. Anduve en busca de algunos libros, que finalmente comenzaron a dar indicios. Me encontré con mi hija Natalia, que andaba por la Avenida San Martín. Conversé con varias personas, como para saber que había alguien allí afuera. Allí pero dónde, cómo. Volví bajo la misma llovizna (o sería otra, ahora no sé), y finalmente llegué a la casa, a estas teclas, a tus ojos, a tus anteojos.