Buen trato

No me quejo por ser como soy ni por estar como estoy.

Hacerlo, sería ignorar mi trayectoria de vida y mi historia familiar.

La forma como actúo y pienso, veo y ando, siento y deseo, resulta de lo que fue mi vida desde el comienzo.

Así, mis “virtudes y “defectos” son marcas de fábrica.

Trato de aceptarme como soy y como estoy.

Saberme así, quererme así. No condenarme. No culparme.

Amarme así como soy, así como estoy.

 

Comentários

comentários