Beatleterapia

Muchas veces una persona puede llegar a enfermarse muchísimo de la cabeza por cosas sin mayor importancia.

Como ser si el tránsito estaba congestionado, o si la empleada en el mercadito no fue demasiado atenta.

Entonces podés, como yo ahora, simplemente escuchar la Balada de John y Yoko.

O alguna de las otras canciones de los Beatles, que irán a traerte una especie de alegría genuina, una despreocupación.