Auténticamente

Hoy me levanté pensando en los diversos temas que he trabajado en mis escritos. Mi esposa María me ha hecho este listado.

¡Cómo me encuentro en este oficio de escribir! Voy pasando la vida en limpio. Cosiendo pasado y presente. Esto tiene una significación extraordinaria. Voy recuperando mi propia identidad. Me uno con el todo. Me acuerdo de una vez en Coxipó do Ouro, en Mato Grosso. Una cursista se admiró de que uno pudiera tener sus propios pensamientos.

Estábamos dando un curso de formación en Terapia Comunitaria Integrativa. Y era la primera vez que yo participaba como docente formador, en mi condición de escritor. Es decir, yo estaba siendo yo mismo, en vez de repetir un no sé qué papel supuestamente esperado que yo debería estar ejerciendo.

Habíamos estado trabajando con el grupo, la pedagogía emancipadora de Paulo Freire. Escuchar las voces plurales. El saber horizontal y circular. Me dí cuenta del efecto multiplicador que tiene el ser auténtico. Mueve montañas. La desalienación no es para ser predicada, sino practicada. Yo puedo ser yo mismo, si es que de hecho quiero vivir mi vida.

Lo puedo hacer, y lo hago, si tengo la paciencia y la dedicación necesarias para prestar atención a la persona que soy. En vez de repetir lo que los demás dicen o hacen o creen que yo debería hacer, trato más bien de saber quién soy, qué es lo que hago, y por qué, y que es lo que yo mismo quiero hacer. Esto es lo que el escribir viene haciendo por mí.

Share

Comentários

comentários