Atención

El golpe de estado de 2016, sigue atropellando lo que existe de más valioso: la vida humana. Es extremadamente preocupante  que un legislador nacional deba dejar su mandato y el país, para escapar a amenazas de muerte.

La memoria lleva a los años que precedieron a la dictadura feroz de Videla, en Argentina. Terror. Amenazas. Miedo. Impunidad. Esta situación es insostenible. Tenemos que reunir fuerzas para preservar la vida frente a esta diabólica maniobra ejecutada desde el estado, por la mano de la criminalidad enquistada al servicio de la dominación y la explotación.

Quedarse de brazos cruzados es ceder espacio al enemigo del género humano, que se ha abierto espacio en buena medida gracias a la desinformación, la ignorancia, y la imbecilidad de una masa que no sabe dónde está parada, qué quiere, ni a quién está sirviendo. Iluminar la luz da trabajo.

Requiere que cada uno, cada una, se haga cargo de su papel. Valorizar la integridad. Fortalecer la decencia, la coherencia con los valores supremos que orientan y dan sentido a la vida. No basta denunciar y oponerse a las acciones perversas de la criminalidad actualmente en el poder.

Es necesario traer para el ámbito íntimo, para el círculo inmediato y presente de la vida de cada uno, de cada una, la tarea de honrar cada minuto de la existencia, valorar el hecho sagrado de estar con vida. Para que tengamos la certeza de merecerla.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *