Aprendizaje colectivo

tciUna persona no es un error. Una persona no es sus errores. A veces nos olvidamos de esto. Una persona puede habernos lastimado con una actitud suya, o, mejor: podemos habernos sentido lastimados por alguna actitud de una persona, pero esto no debería hacernos olvidar el valor de esa persona.

Estas cosas las comparto porque estoy volviendo de una experiencia extraordinaria vivida en Mariápolis, Paraná, Argentina. Estuve algunos días participando de una intervisión y de un curso de formación en Terapia Comunitaria Integrativa. Estos días de convivencia me fueron trayendo cada vez más a un plano de recuperación de mi humanidad.

Uno se ve en las historias de los demás. Aprendemos a perdonar, poniéndonos en el lugar del otro. Nos fue posible convivir por unos días, en un espacio impecablemente cuidado, impregnado de la amorosidad de las focolarinas. Yo no podría resumir lo que ha sido esta experiencia de aprendizaje colectivo, de recuperación de la propia historia, de recuperación del propio valor.

Lo que uno constata es que este aprendizaje entre muchos y muchas, nos restituye a un lugar del que nos habíamos apartado, o que habíamos dejado vacante. Uno recupera algo muy precioso que estaba como que perdido dentro de uno. Parecía olvidado. Es una especie de alegría, y una confianza.

En mi caso particular, recibí tanto afecto, tanto amor de cada una, de cada uno de los participantes, que vuelvo reabastecido. Volví a sentir la alegría de ser yo mismo, la alegría de ser argentino. Esto no tiene precio, y agradezco.

Que maravilha de trabalho e experiências, Rolando! Fico feliz por você! Grande abraço a você e Maria.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *