Realmente

El día empieza a clarear. Llueve. Veo la silueta de un árbol, negra, contra el cielo nublado. Recuerdo algunas palabras de Adalberto Barreto, pronunciadas en el encuentro de formadores en (…)